Espacios y ambientes

El Chef Rafa Martínez

El barrio de San Basilio, o del Alcázar Viejo, esconde centenares de retazos de historia que hilan con los últimos ocho siglos de la ciudad de Córdoba. Cada rincón, edificio o calle alberga precisamente una infinidad de detalles históricos que trataremos de desgranar a través de estas líneas.

¿Por qué San Basilio? Recibe este nombre en alusión al santo cotitular de la parroquia de Nuestra Señora de la Paz, situada en el corazón del propio barrio. De hecho, el templo, construido en el siglo XVI, fue convento de los frailes basilios hasta su desamortización.

 

Sus primeros pobladores. Su historia arranca en 1236, con la Reconquista de la ciudad a cargo de Fernando III el Santo. Sin embargo, fue en el siglo XV cuando, dado el problema de despoblamiento que sufría esta zona de la ciudad, el concejo decidió trasladar allí a ballesteros y soldados, con sus familias, con objeto de reforzar la defensa de Córdoba.

 

Fisonomía del Barrio. San Basilio lo componen tres calles, San

Basilio, Postrera y Enmedio, y la fórmula urbanística utilizada en el siglo XIII rompió los moldes previos de callejuela musulmana, más estrecha que éstas últimas. Las del también llamado Alcázar Viejo son rectas y a cordel, nada que ver con las preexistentes en Córdoba. Ello no evitó que las casas siguieran para su construcción las mismas líneas precedentes, de ahí que dispusieran de un patio.

 

Tradición de Patios. Los patios no son un fenómeno nuevo, ni siquiera del siglo pasado. La historia apunta que los patios es una realidad que ya existía en tiempos de los griegos y que tomó cuerpo con el paso de los siglos con influencias romanas, que incorporaron el agua, y árabes, que transformaron el patio en un lugar socializador.

Los Patios, hoy Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, marcan un magnífico hito histórico en 1921 con la puesta en marcha del Concurso de Patios Cordobeses. En su origen no disfrutó, como hoy, de una fecha propia, sino que formaron parte de las actividades de la Feria de Nuestra Señora de la Salud, una fiesta que contemplaba tres premios de 100, 75 y 50 pesetas. Francisco Fernández de Mesa Porras era en aquel año el alcalde de la ciudad.

 

El primer concurso con fecha propia no fue hasta 1933 y se

celebró concretamente entre los 10 y 20 de mayo, con un  incremento de los premios muy sustancial para llegar a 500, 300 y 200 pesetas para los tres primeros clasificados, y cinco de 100 pesetas para los siguientes. En esta ocasión el regidor ya no era Fernández de Mesa, sino Francisco de la Cruz Ceballos.

 

La declaración definitiva por parte de la Unesco de los Patios como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad tuvo lugar el 6 de diciembre de 2012, con José Antonio Nieto como alcalde.

INICIO               NOVEDADES               RESTAURANTE               SERVICIOS               RESERVAS               AVISO LEGAL

© 2014 Puerta Sevilla. C/ Postrera, 51 (Alcázar Viejo) 14004 Córdoba (Spain). Teléfonos: 957 29 73 80 y 658 941 332

Desarrollo web Pliegues